Consejos

¿Dónde colocar el horno en tu cocina?

¿Dónde colocar el horno en tu cocina?

Pequeña o grande, la cocina debe estar equipada con cuidado para ofrecer comodidad y seguridad durante nuestra destreza culinaria. Además, el horno entra en el juego y se convierte en un elemento fundamental en esta concepción del espacio: altura, profundidad y entorno, ¡este aparato de cocina merece toda la atención para convertirse en su mejor aliado!

Coloque el horno para que sea accesible.

Regla número uno: ofrecemos un espacio máximo accesible para el horno. Imponente o no, el modelo que ha elegido debe almacenarse en un área suficiente para que la apertura de este último se realice con facilidad. También es importante colocar su horno no lejos de su encimera. Los platos recién cocinados, naturalmente calientes, deben encontrar un punto de caída rápidamente al salir de la estufa para evitar cualquier riesgo de quemaduras. Además, se recomienda encarecidamente integrar su aparato de cocina junto a un espacio libre, diseñado para acomodar los platos tan pronto como salgan del horno.

El horno se coloca justo al lado de la encimera, en un espacio ventilado.

Coloque el horno ligeramente alto

Regla número dos: coloque el horno sobre un pedestal para combinar comodidad y seguridad. A menudo colocado a 20 centímetros del suelo, el horno ahora se puede colocar más alto cuando está integrado en una columna, por ejemplo. Esta opción, que optimiza el espacio para almacenamiento adicional, también limita los peligros para los más pequeños. Pequeña ventaja: también olvidamos la posición a veces incómoda del respaldo plegado para apreciar ahora una abertura a una altura óptima, desde 90 centímetros del suelo.

Colocado en altura, el horno garantiza comodidad y seguridad: ¡nuestra espalda y nuestros niños dicen que sí!

Coloque el horno cerca de otros aparatos de cocina.

Regla número tres: reunimos los elementos por familia. Para moverse de manera eficiente en la cocina, es imprescindible agrupar los aparatos de cocina, ya que será más cómodo para usted colocar los accesorios de limpieza uno cerca del otro. El horno, pero también el microondas y la placa de cocción deben colocarse, en la medida de lo posible, en la misma esquina. Lo configuramos todo como un triángulo mágico que incluye espacio para el calor, espacio para la conservación y finalmente espacio para el mantenimiento. ¡Un detalle que se vuelve importante una vez que se lanza su receta y que le permitirá obtener una organización digna de un gran chef!

El horno y el microondas se colocan uno debajo del otro, al lado de las placas.