Información

Azul para una habitación relajante.

Azul para una habitación relajante.

La elección del color de la habitación no debe tomarse a la ligera, ya que lo acompañará desde la hora de acostarse cuando se despierte ... y lo pondrá de buen humor para el día. El azul parece ser la opción perfecta para crear una habitación relajante, gracias a sus efectos más que positivos en el cuerpo. Azul real, zafiro, pastel o turquesa ... Sus propiedades antiestrés no te dejan indiferente. ¡Depende de usted elegir la mejor opción para su habitación azul!

Una carta de colores azules para un dormitorio armonioso.

El azul es parte de la clasificación de los colores clave que influyen positivamente en su estado mental y garantizan un ambiente tranquilo en una habitación. Este tono, sinónimo de confianza, es ideal en el dormitorio porque tiene una virtud tranquilizadora. Diferentes estudios van más allá y tienden a mostrar que este color tiene un impacto directo en el estado de ánimo y el bienestar en general. La clave es saber cómo dosificarlo cuidadosamente. Según la cromoterapia, un método único de usar la energía de los colores en la vida cotidiana, el estado de ánimo puede verse influenciado cuando nos enfrentamos a ciertos colores. Si bien muchos tonos son más vigorizantes y aceleran la frecuencia cardíaca, otros tienen propiedades más calmantes para el cuerpo y reducen la tensión. Este es el caso del azul, que tiene el efecto de ralentizar nuestro metabolismo. Resultado? Un antiestrés natural propicio para la relajación, perfecto para mejorar la calidad del sueño.

Combina la oscuridad y la luz para crear efectos contrastantes en la decoración de tu habitación

Una pared azul para una decoración zen

Este tono relajante, un poco refrescante, lo invita suavemente a escapar y soñar despierto. La punta decorativa para reforzar el espíritu tranquilo que reina en su habitación es pintar la pared principal que sostiene la cama. No es necesario pintar toda la habitación, podría sobrecargar la decoración. Azul celeste, zafiro, turquesa, celeste o rey ... El hecho de vestir una de las paredes de su habitación con esta paleta suave no solo agregará prestigio a su decoración, sino que también aportará luminosidad. No dude en combinar el azul con los tonos gris, marfil o crema para obtener una impresión de volumen en la habitación. El resultado final será un verdadero soplo de aire fresco. Ideal para crear un acogedor capullo con facilidad.

Pinte sus paredes con azul turquesa para obtener una habitación más brillante y ampliar su habitación. Agrega algunos accesorios decorativos.

¿Cómo usar el azul para una habitación relajante?

El azul sigue siendo un color bastante fácil de usar porque está disponible gracias a los accesorios decorativos. Apuesta, por ejemplo, a un tono dominante de azul que luego será suficiente para declinar usando toques ligeros en tu decoración. Opte por alfombras con estampados suaves, cojines decorativos que no coinciden, ropa de cama gruesa y lisa y varios accesorios como jarrones realzados con un ramo de flores silvestres. Deje volar su imaginación y siéntase libre de mezclar texturas, impresiones o incluso paletas. Combina el azul con los tonos grises, una paleta de chocolate, matices neutros o sutiles colores pálidos. Lo que agrega alivio a su interior y acentúa un estilo de capullo propicio para la relajación.

¿Qué podría ser más relajante que pensar en unas vacaciones junto al mar antes de acostarse? Sin embargo, tenga cuidado de limitar el número de colores para no tener un efecto arcoíris en el dormitorio, lo que podría afectar la calidad de su sueño. Ahora tiene todas las llaves en la mano para configurar una habitación azul tranquila para noches dulces de sueño. Algo para dormir en ambos oídos.

Agregue alivio a su habitación con tonos de azul: ¡efecto acogedor garantizado! Perfecto para mejorar el ambiente relajante de la habitación.