Otro

Un espacio de trabajo casero

Un espacio de trabajo casero

Trabajar desde casa puede parecer un verdadero privilegio porque sugiere una codiciada calidad de vida. Sin embargo, la oficina en casa requiere ajustes y organización para que su espacio de trabajo y su espacio vital no se confundan. De hecho, es esencial crear un espacio de trabajo adecuado y funcional para ser productivo y eficiente. Configurar un área de oficina en el hogar no siempre es fácil y puede rápidamente desanimarse por la falta de espacio, si no tiene una habitación dedicada. Y si se puede usar una habitación en su hogar para este propósito, ¿cómo puede hacerla adecuada para el trabajo? ¡Esta es una gran oportunidad para desplegar su creatividad para crear la oficina de sus sueños y hacer de su espacio de trabajo el lugar ideal en unos pocos consejos!

Crea un universo propicio para la productividad

- Dele a su espacio de trabajo su único propósito Trabajar desde casa es una oportunidad para algunos, sin embargo, es importante no sentirse abrumado por su espacio vital. A menudo sucede que el área de la oficina de la casa se convierte en un espacio de almacenamiento de papel, una sala de lavandería temporal, un área de almacenamiento. Sin embargo, el área de su oficina es el lugar que debería permitirle concentrarse, trabajar en paz en un entorno acorde con su actividad. Salga de los papeles que están tirados y amontonados, la ropa que pone rápidamente en una silla o los libros que lee y apila en una esquina del escritorio. Primero, ¡imponga el hecho de que esta oficina, incluso en casa, solo debe dedicarse a su trabajo! Además, no elija una oficina que sea demasiado grande para que solo contenga lo esencial. Si su mesa de trabajo es enorme, se llenaría rápidamente. Sin embargo, prefiera un escritorio con cajones de almacenamiento que será muy útil para archivar sus archivos.

Con oficinas como esa, ¿cómo puede no querer trabajar?

- Elige un espacio acogedor Es extremadamente beneficioso trabajar en un espacio donde te sientas bien. Así que piense en configurar su espacio de trabajo en una habitación cálida y preferiblemente cerca de la luz natural. La luz natural estimulará su creatividad y le permitirá tomar descansos mentales cuando le falte la inspiración. Crea un muro inspirador Trabajar en un universo que se parezca a ti estimulará tu creatividad y sin duda aumentará la calidad del trabajo. ¡Por ejemplo, cerca de su oficina puede diseñar una pared inspiradora! En marcos bonitos o directamente en tu pared, rodéate de imágenes o fotos que te hagan sentir bien, ideas que te hayan desafiado en revistas, frases motivadoras, para estimular tu pensamiento diario.

¡Organízate!

- Un lugar para todo y todo en su lugar. ¿Qué podría ser más agradable que trabajar en un ambiente limpio y ordenado como se expresa en este famoso proverbio? Obligarse cada noche a dejar una oficina limpia y ordenada le permitirá a la mañana siguiente comenzar un día tranquilo con ideas claras.

¡Una idea efectiva de almacenamiento de bricolaje!

- Archiva tus documentos Al igual que su computadora, si almacena demasiados archivos en su escritorio, su memoria se desbordará rápidamente. Para evitar esto, elija tres casilleros de diferentes colores y asigne cada destino y prioridad: proyectos futuros, proyectos actuales, emergencias, por ejemplo. Esto le ahorrará tiempo y memoria disponible sin la necesidad de buscar largos minutos con un cliente por teléfono. ¡Opte por armarios prácticos y modulares del tamaño de sus archivos habituales para mantener su escritorio lo más despejado posible! - Colorea tu almacenamiento Para que el almacenamiento sea menos desalentador, no dude en invertir en algunos coloridos suministros de oficina. Elija notas adhesivas y bolsillos en colores agrios para localizar fácilmente sus archivos y organizar mejor su pensamiento. - Ordenar No es porque esté en su casa que deba acumular los documentos prometiéndose que se tomará el tiempo de leerlos. Limpiar cada cuarto. Para todos los documentos que no ha consultado en los últimos 6 meses, pregúntese si tienen algún uso real. ¡Y tíralo si no lo es! Del mismo modo, hoy, la mayoría de nuestros documentos administrativos están disponibles desmaterializados, al frenar la impresión prematura, ahorrará espacio e incluso ahorrará dinero.